Carrito (0) Cerrar

No hay productos en el carrito.

Home Blog Fotografia El uso del parasol en los lentes fotográficos

El uso del parasol en los lentes fotográficos

Parasol

Un parasol es una pieza de plástico (o metal) que viene con nuestro objetivo y que, reconozcámoslo, queda bonito en la cámara, sobre todo si es de tipo pétalo (muy habitual en los zoom estándar), porque le da un aspecto más profesional. Pero la utilidad del parasol va mucho más allá de hacer que nuestra cámara quede más “molona” y tiene varias funciones.

La primera y principal es la que seguro ya sabréis y anticipa su propio nombre: evitar que la luz directa del sol llegue hasta las lentes. Por supuesto esto no será posible si estamos disparando directamente al sol porque queremos aprovechar sus reflejos de forma creativa, pero sí ayudará mucho en otras circunstancias.

Gracias a él, se evitan los efectos perniciosos que producen los rayos del astro solar al propagarse por el objetivo en forma de destellos (flares) y reflejos indeseados. Además, también ayuda a evitar fotografías lavadas, faltas de contraste y definición y sobreexpuestas, problemas que se producen si el sol llega al objetivo (y disminuyen gracias al uso habitual del parasol).

También tiene otra función importante que es la de eliminar la luz incidente que puede llegar a la óptica desde otras fuentes, provocando igualmente destellos e imágenes poco contrastadas.

Así mismo sirve como protección del objetivo. Como es evidente, con él colocado tenemos una especie de barrera delante de la óptica que puede amortiguar los eventuales golpes que podríamos darle con nuestros movimientos. Por otro lado, el parasol también sirve como protección ante la lluvia o ante el polvo y otro tipo de suciedad que pueda manchar la superficie frontal del objetivo.

Parasol
Parasol

Notas relacionadas